EresFitness
Curl femoral acostado en máquina
Portada » Ejercicios » Piernas » Curl femoral acostado en máquina

Curl femoral acostado en máquina

  • Mecánica: Aislamiento
  • Nivel: Fácil
  • Músculo principal: Isquiotibiales
  • Equipo: Máquina de curl femoral

El curl femoral acostado en máquina es un ejercicio que sí o sí debemos incluir en nuestra rutina de entrenamiento si realmente queremos dar un salto y potenciar de una forma realmente efectiva nuestro tren inferior (algo usualmente pasado por alto por principiantes).

Los músculos que se trabajarán con el curl femoral acostado en máquina son, entre otros, el bíceps semitendinoso, semimembranoso y crural. Además de isquiotibiales, gemelos y, en menor medida, espalda baja, glúteos y cuadríceps.

A continuación, te compartimos la técnica correcta de ejecución en el curl femoral acostado con máquina, así como algunos consejos y errores que debes evitar.

¿Cómo hacer el curl femoral tumbado en máquina?

Posición inicial

  1. Para iniciar con el curl femoral acostado en máquina, nos vamos a tumbar con el rostro hacia abajo en la máquina, y colocaremos la región de nuestros tobillos por debajo de los cojines; a la vez que las manos se encontrarán sujetando el banco de apoyo de forma firme.

Ejecución del ejercicio

  1. Inicia tirando del peso con tus pantorrillas, sintiendo la presión en los isquiotibiales. Haz esto hasta el punto de máxima extensión para ti.
  2. Lo recomendable es exhalar en el momento en que la rodilla se halla en flexión. Una vez alcanzado esto, inicia, con un movimiento plenamente controlado, a soltar el peso para regresar a la posición con la que diste comienzo.

Consejos y errores frecuentes

Uno de los errores principales en la realización del ejercicio, es exagerar con los movimientos y llevarlos a cabo de una forma brusca; tanto a la hora de levantar el peso, como cuando lo hacemos descender. Esto podría desencadenar lesiones en rodillas, tobillos y espalda baja; además de en diversos grupos musculares del tren inferior.

Así mismo, ten en mente que el torso jamás deberá de inclinarse o dejar de estar en contacto con la banca. Para ello podemos ayudarnos con las manos, pero si esto sigue ocurriendo, puede deberse a que la carga es excesiva, o bien, a que nos encontramos ya fatigados y debemos de tomar un respiro. Por ello, asegúrate desde un inicio que el peso es el correcto para efectuar el curl femoral acostado en máquina de la mejor manera.

Agregar un comentario

Estamos en redes