fbpx
EresFitness
Fractura por estrés Qué es, causas, tratamiento y prevención
Portada » Entrenamiento » Fractura por estrés: Qué es, causas y cómo evitarla

Fractura por estrés: Qué es, causas y cómo evitarla

Los atletas se esfuerzan cada vez más por ir más allá de las pruebas de 10 km y desafiar una media maratón, pero en ese camino, muchos han sido acusados con fractura por estrés por consultorios especializados.

La fractura por estrés se produce cuando el hueso es sometido a cargas muy intensas y no soporta tal presión. La sobrecarga y el aumento del impacto debilitan el hueso hasta el punto de hacerlo morder y romperlo. Las fracturas por estrés son causadas por múltiples factores.

Síntomas de las fracturas por estrés

Puedes presentar hinchazón y dolor progresivo. Los pacientes afectados por este tipo de fractura a menudo tienen cierto grado de debilidad muscular. Si el músculo no tiene la capacidad de absorber el impacto, la energía queda retenida en los huesos, que pierden la capacidad de impulsar el cuerpo.

Causas de la fractura por estrés

El peso es otro agente determinante. Muchos de los que realizan actividades físicas lo hacen debido al sobrepeso, que transfiere esta sobrecarga a la estructura ósea. Hay otras causas, como variables genéticas, problemas hormonales, uso de drogas.

Entre las principales causas, la única que no se puede corregir es la genética. En ese caso, la salida es utilizar una suplementación de calcio (recetada por un médico o nutriólogo) y tomar vitamina D. Además de buscar fortalecimiento muscular y atentar a la salud de los huesos, se debe verificar lo que puede hacer para reducir el impacto.

Los casos también aumentan con el aumento de la participación femenina en las carreras. En mujeres es más común la fractura por los cambios hormonales derivados de la actividad deportiva. Los cambios hormonales se asocian con cambios nutricionales. En muchos casos, baja mucho la entrada de minerales, lo que desencadena el debilitamiento del hueso.

Recuperación y tratamientos

Dependiendo del grado de fractura, la recuperación no requiere tanto tiempo y la cicatrización tiene lugar entre cuatro y seis semanas.

Mientras que en casos de fracturas en zonas de difícil consolidación, es necesaria la cirugía. Para estimular la consolidación ósea, los médicos adoptan ingestión de calcio, estimulación por ondas de choque e incluso la infusión de células mesenquimales, un método aún experimental. En la lucha contra el dolor, la acupuntura es una excelente aliada cuando hay dolor fuerte.

Fractura por estrés: Recuperación y tratamientos

¿Cómo prevenir las fracturas por estrés?

La prevención varía dependiendo de la causa. Sin embargo, como normas generales, podemos mantener siempre presente estos cinco consejos para evitar una fractura por el estrés:

  • Toma tu tiempo. Cuando comiences con una nueva rutina en tu entrenamiento, ve progresando de a poco para evitar lesiones.
  • El calzado es fundamental. Busca información sobre modelos de tenis más compatibles con tus necesidades particulares.
  • El área adecuada. Es sumamente importante cambiar el tipo de terreno, buscando otras alternativas, como el césped, la arena y la tierra.
  • Alimentación ideal. El calcio, la vitamina D y otros micronutrientes son fundamentales para fortalecer a los huesos y prevenir una fractura. El apoyo extra siempre viene bien.
  • Buena técnica. Si somos corredores, lo más oportuno es mantener siempre una técnica magistral para evitar sobrecargas no recomendadas.

Agregar un comentario