fbpx
EresFitness
Peso muerto rumano
Portada » Ejercicios » Piernas » Peso muerto rumano

Peso muerto rumano

  • Mecánica: Compuesto
  • Nivel: Intermedio
  • Músculo principal: Glúteo mayor
  • Equipo: Barra

El peso muerto rumano, como otros variantes del peso muerto, es uno de los mejores en la baraja de ejercicios que podemos realizar para trabajar tanto el tren inferior como el superior. Y esto se debe a que trabajamos una gran cantidad de músculos, como el glúteo mayor, isquiotibiales (bíceps femoral, semitendinoso, semimembranoso), cuádriceps (recto femoral, vasto lateral, vasto medial, vasto intermedio), aductor mayor y sóleo.

Técnica de ejecución

  1. Para ejecutar el peso muerto rumano de la mejor forma, coloca la barra delante de ti, en el suelo.
  2. Inclínate y tómala con un agarre prono, es decir, con las palmas de las manos mirando hacia abajo; de preferencia un poco más ancho que la altura de nuestros hombros.
  3. Doblaremos las rodillas en un ángulo aproximado de 45 grados y, mientras mantenemos las espinillas de forma vertical, así como la espalda y la cabeza recta, jalaremos el peso y subiremos, haciendo fuerza con los cuadríceps y los glúteos.
  4. El tirón para subir no debe realizarse demasiado rápido, sobre todo si no contamos con equilibrio.
  5. Al llegar arriba, mantén la barra a la altura de los hombros, dando vuelta a tus manos, que quedarán con las palmas hacia arriba; esto nos ayudará, además, a bloquear el peso y evitar que la barra se deslice.
  6. No te olvides de mantener lo más firme que puedas la espalda, la cadera y tus rodillas.
  7. Aguanta la respiración por uno o dos segundos y esta posición y, finalmente, baja la barra.
  8. Al momento de depositarla en el suelo, exhala.

Errores frecuentes

  • Mover demasiado la cadera y echar hacia adelante o atrás el cuerpo para no perder el equilibrio, sobre todo, esto sucede cuando hacemos el peso muerto rumano demasiado rápido, lo que nos hace fallar en la técnica de ejecución.
  • Tensar la zona posterior del cuello, o hacer demasiado esfuerzo con la cadera.
  • Mover los pies constantemente del sitio en donde estamos parados, o bien, colocar uno delante del otro. Los dos deben encontrarse a la misma altura. Flexionar las piernas cuando se supone, debemos encontrarnos en posición firme, al finalizar el ejercicio.
  • Forzarnos, intentando cargar más peso del que podemos, sobre todo si somos principiantes en ejercicios de este tipo.

Agregar un comentario